lunes, 3 de agosto de 2009

Yo ≠ Tu

Te amo y me odias
Te odio y me amas
los dos exactamente distintos
¿No es extraño parecernos?

Te miro y me miras
y yo ignoro que me ignoras
Es como un juego del balancín
Con extraño principio...y un difuso fin

Si mi rostro cambia, el tuyo igual
una sonrisa o un malestar
Mis triunfos son tuyos
igual que mis desalientos

Me desesperas y me inquietas
Yo quiero acabarte...¡esa es mi meta!
Pero...¿Cómo no sentirme molesto
si he de acabar con mi figura en el espejo?

4 comentarios:

Tomemos un Café dijo...

Podrias pedir muchas cosas, te las podrían responder de la mejor manera. pero... ¿será lo que realmente deseas?
El miedo podría invadir tu espíritu, pero el futuro espera por tí, por lo que estas dispuesto a dar por lo que que me podrías mostrar...
Cuidado con tu reflejo que algún día ya no podría estar...

Noriako Agashashi dijo...

Muy bueno! Tu reflejo... buena descripción de otra realidad, que puede ser igual de cierta que otra y que otra o igual que la que estás viviendo.

Atte,

Noriako A.

alittlepainagain dijo...

Los espejos reflejan vidas o mundos que pueden llegar a ser. lo mejor de todo, es que todos esos mundos, pueden ser reales.

amy north dijo...

Esto pasa, cuando no tenemos la valentia, de decirle a esa persona que amamos, cuanto la queremos, por miedo a una respuesta, que no siempre es el rechazo.